top of page

LAS MEJORES IDEAS PARA PEDIRLE MANO A TU PAREJA

Actualizado: 27 ene 2022

¿Quieres casarte y no sabes como pedirle la mano a tu pareja? ¿Te ha empezado a picar la curiosidad del origen de la pedida de mano? ¿estás pensando en ideas originales para hacerlo?

Quédate a leer el post de hoy, que te va a interesar.

Si nos tenemos que remontar a los orígenes, la pedida de mano es una tradición muy antigua. Tanto que proviene del tiempo de los romanos. Un acto que hoy en día refleja el amor entre dos personas y que es el preludio de una boda, tiene su origen en el Derecho Romano. Pero no podemos olvidarnos que el derecho romano hoy en día sigue rigiendo nuestras leyes y muchas de nuestras tradiciones.

En la antigua Roma, la pedida de mano consistía en un acto en el que quien pretendía desposar a la chica tenía que hablar con el padre o tutor de ella. El padre de la novia, que era el que la tenía bajo su autoridad y poder, si lo creía conveniente, cedía este poder sobre la persona de la chica al pretendiente. Esto es, consistía en un traspaso de poder sobre ella.



Afortunadamente, con el paso del tiempo esto ha ido cambiando pasando a ser la pedida de mano algo así como la petición del permiso para casarse.


Aunque es cierto que actualmente no es necesario ese permiso para poder celebrar el enlace y tal vez pueda parecerte un clásico o incluso algo demasiado anticuado, la realidad es que la pedida de mano sigue siendo una tradición para muchas familias. Y se ha convertido en todo un ritual que merece ser llevado a cabo de la forma más especial y original.


En la actualidad, son muchos los novios que han de preparar este momento para escuchar el «sí, quiero» previo a la boda, pidiendo el permiso oportuno al padre de la novia para llevarla al altar,.


Pero igual que las pedidas de mano han cambiado y evolucionado con los años o el significado de las mismas, también ha cambiado quienes la piden. Originalmente era el novio quien se lo pedía al padre de la novia y la tradición ha hecho que se mantenga en el tiempo el hecho de que sea él quien se lo pide a ella. Y es cierto que a día de hoy, aún sigue siendo así en un porcentaje muy alto. Pero también se están dando casos de novios o parejas que solicitan de esta manera la bendición por parte de sus padres para la celebración de la inminente boda.


Ahora bien, estamos en pleno siglo XXI y aunque pocas, son algunas las mujeres que deciden hacerlo ellas mismas. Y en este blog estoy más que contenta de que eso sea así. Porque las cosas siempre digo que hay que hacerlas de corazón y si tú como futura novia sientes que quieres hacerlo y quieres ser tú, la novia, quien se lo pida a él,… que no sea la sociedad o las tradiciones las que te lo impidan. Sé valiente, atrevida y olvídate del qué dirán. Preocúpate solo de que su respuesta sea un “si quiero”.


Aunque pedir la mano sea una tradición en toda regla, precisamente lo que se busca hoy por hoy, por regla general, es salirse de los tradicionalismos.

Lejos de quedarse en un mero formalismo, vamos a buscar hacerlo de la forma más peculiar, ya que la idea es sorprender y emocionar a tu pareja. Ya no se basa en pedir la bendición ni permiso a nadie, sino que su fin es, más bien, crear un halo de magia y romanticismo que haga de ese momento un recuerdo inolvidable.

A continuación comparto con vosotros algunas ideas para pedir matrimonio:


Pedida de mano con la ayuda de vuestra mascota.

Si tenéis mascota, sin duda, ese ser forma parte de la familia que vais a constituir en un futuro no demasiado lejano, así que ¿por qué no hacerla partícipe de ello? Seguro que la emoción es por partida doble al ver aparecer a vuestro pequeño con el mensaje o el anillo directamente colgado de su collar. Cambia la placa con su nombre por un «¿quieres casarte conmigo?» y consigue que todo se llene de amor y, cómo no, el sí que esperas escuchar.



Pedida de mano en la playa.

Es uno de los clásicos de las propuestas románticas. Que tu pareja se arrodille ante ti mientras paseáis por la playa bajo las estrellas y la luz de la luna y saque un anillo. ¡Será una experiencia mágica!



Prueba a decírselo cantando y bailando.

Cítale en algún lugar como un bar o un parque y aparece cuando te esté esperando de la forma más sorprendente. Dale al play, haz sonar esa canción tan significativa para ambos y convertíos en los protagonistas de vuestro propio videoclip. Puedes buscar ayuda en tus amigos para que te acompañen con la puesta en escena y se ocupen de inmortalizar el momento.

Reúne a tus familiares y amigos para hacer la pedida de mano a lo grande.

Pancartas, camisetas… todo puede valer. Elige el lugar donde quieres hacerlo y llévalos a todos allí, cada uno con una parte del mensaje que quieres hacerle llegar. Será un momento muy especial para disfrutar en buena compañía.


Haz que empiece el día con la pedida de matrimonio.

También puedes escribirlo en una taza y servirle el desayuno más romántico de la historia. Prepárale el café y déjalo escrito al fondo, eso sí, no olvides estar expectante hasta que termine de tomarlo y contempla su rostro de felicidad y sorpresa… la respuesta llegará sola.


Declárate en el sitio que os conocisteis.

Esa primera cita siempre tiene una magia especial. ¿Por qué no repetirla en tu pedida de matrimonio? Será un recuerdo precioso volver a ese sitio, sea cual sea y tu pareja valorará que recuerdes a la perfección dónde estabais y qué hicisteis aquel día.




Haz una pedida de mano en un sitio público.

Haz la pedida de mano en el cine, o en el teatro.. Un anuncio antes de una película o función en una sala llena de gente puede ser una buena excusa para pedir matrimonio. No es algo tan fácil de conseguir pero si es posible si te lo trabajas y desde luego, que sería una sorpresa increíble.


Proponle matrimonio en un lugar cotidiano pero sorprendente.

En un espejo. Sencillo pero muy muy romántico, imagina tu cara de asombro si vais a un hotel (eso siempre le añade un toque chic a la pedida) y ha escrito su declaración en un espejo… Tu cara de sorpresa no tendrá precio.


Haz una pedida de mano alucinante proyectando luces en un edificio.


Es otra de las pedidas impactantes que se han dado a conocer en vídeo. Imagina que vas por la calle de la mano con tu pareja. Es de noche y las luces de los edificios están apagadas, pero de pronto, las de uno de ellos se encienden estratégicamente hasta pedirte: “¿quieres casarte conmigo?”.¿Ideal no? ¿Te resistirás a decir que sí?




Pide matrimonio por escrito.

Si la fórmula anterior se sale de tu presupuesto, siempre puedes optar por escribir el mensaje en la arena de la playa o incluso en el suelo de la calle. ¡Romántico y original! Y si quieres una manera más trabajada pero en la que las palabras sean las absolutas protagonistas, siempre puedes hacerlo a través de un libro personalizado con vuestra historia de amor. Un libro que cuente cómo os conocisteis, os enamorasteis y cómo habéis llegado al momento tan especial de la pedida de mano. ¡Le sorprenderá y emocionará a partes iguales!


Pídele la mano de una forma sorprendente a través de la publicidad.

Un banner. Contrata una empresa de publicidad para que te haga un vistoso y divertido banner con muchos colores y un eslogan genial. De esta forma, lograrás la respuesta anhelada de forma inmediata y tendrás un recuerdo genial para guardar o enseñar a los amigos.


También puedes proponer matrimonio DIY con manualidades

Crea o compra una caja romántica. Guarda en una bonita caja los recuerdos que tengas de los momentos compartidos. Una caracola recogida en la playa, una flor seca de un ramo, fotos, pasajes de avión o entradas a espectáculos. Allí, coloca un sobre lleno de pétalos frescos y perfumados con el anillo de pedida.


Pídele la mano en el cielo.

En un globo. Flotar en un globo y proponer matrimonio allí, con un grandioso panorama enfrente es, además de muy romántico, un disparo de adrenalina. No será fácil de olvidar, seguro. Si sois muy osados, inténtalo en parapente.


Declárate bajo el agua

Bajo el agua. Para ello, necesitarás un letrero de plástico con palabras escritas con tinta resistente al agua. Cuando nadéis hacia un hermoso paraje submarino con corales y peces de colores, será el momento perfecto.


También puedes declararte de forma divertida.

Con un Juego de pistas. Si sois una pareja aventurera e intelectual, puedes prepararle un juego de pistas con acertijos y rompecabezas repartidos por la ciudad para que tenga que buscar el destino final dónde estarás tú esperándole con el anillo. Podría ser buena idea proporcionarle un ayudante para asegurar que llegue hasta el final y no se agobie en el camino. Sería como un room escape abierto y original.



Espero que esta selección de ideas para pedir matrimonio os sirva y podáis improvisar algunas nuevas para empezar una nueva etapa con el amor de vuestra vida.

Si tienes una idea, pero necesitas asesoramiento profesional, no dudes en contactar conmigo.






Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page